IL CAPITANO

Hola!

Llevo mucho sin escribir en el blog, actividad que voy a tratar de recuperar en la medida de lo posible.

No puede existir mayor alegría para un entrenador, sobre todo para aquel que trabaja en edades de formación, como el ver a sus jugadores alcanzando el futbol profesional. Tengo la fortuna de haber disfrutado de esta sensación en numerosas ocasiones, pero una de las últimas es particularmente especial. Por la forma en la que ha sido construida, desde los valores del trabajo, la humildad y el compañerismo, todos ellos con mayúsculas y sin un solo pero. Un capitán de matrícula de honor.

Y si esta es la mayor de las alegrías, el  mayor reconocimiento para un técnico es que aquel que fue tu jugador pasados los años siga teniendo tiempo para compartir un café contigo cuando vuelves a casa por navidad, que siga dirigiéndose a ti como “Míster” y que te sorprenda en ese encuentro con una de sus primeras camisetas como profesional. No existe mayor recompensa a nuestro trabajo y dedicación.

Gracias CAPITÁN, gracias Rafa Muñoz.